VOLVER

VOLVER

Nathalie Aguilera, comunicadora social.

En la vida encuentras relaciones amargas, significativas, tórridas y otras gratificantes y hermosas.

Creo que todas ellas describen la relación con mi profesión, el periodismo.

Hoy vuelvo a poner mis manos en un teclado para compartir una columna de opinión en este medio, uno de tantos escenarios en mi carrera periodística.

Es un reto volver a escribir y ahora en el género de opinión; sobre todo porque son tiempos de pocos lectores que pierden fácilmente el interés, y los patrones de consumo empujan a los medios “serios” de comunicación a que terminen por fusionarse con la “industria del entretenimiento”.

Hace muchos años ya, Guy Debord saludaba el nacimiento de la “sociedad del espectáculo”, misma que está en su pleno desarrollo con los reels, el tic tock y los influéncers, y cada vez es más difícil enganchar lectores, que en un segundo mueven el dedo y te reemplazan por otro contenido más divertido y controversial.

En fin, inicio este nuevo reto, porque me parece que mi voz puede contribuir al debate de ciertos temas sociales, culturales, políticos y de la cotidianidad. Considero que este aporte tiene mucho que ver con los lectores, quienes serán los encargados de juzgar mi trabajo, criticarlo o valorarlo.

En el periodismo de calle que es el que practiqué por casi 10 años aprendí a conmoverme, escuchar historias y contarlas, disfrutar aromas y sabores, conocer el miedo, el respeto y vivir con más intensidad. Espero transmitir algo de ello con mis columnas en este significativo espacio que me permite volver a mi eterno amor: el periodismo.

García Márquez decía que el escritor escribe para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar.

Por ello agradezco a Cotopaxi Noticias que desde esta sección de opinión me permite volver, poner mi voz en letras y compartirla con sus distinguidos lectores, que me ayudarán a explicarme muchas cosas.

Publicidad

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?