Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

VISITA SORPRESA

PLAN DE VACUNACIÓN 9/100

Foto: Nelson Sánchez, abogado en libre ejercicio.

Mientras caminaba por las calles de nuestra ciudad, me encuentro con un visitante ilustre, un amigo italiano que vino hace más de 30 años a nuestro país movido por sus sueños y deseos de servicio, cuya vocación es hacer un mundo mejor.

Con mucha alegría me acerco a saludarlo, y a pesar de la mascarilla me reconoce, y muy amablemente, como es su costumbre, responde mi saludo, no pasa mucho tiempo cuando otras personas lo ven y se acercan a saludar, con la alegría de ver a una persona que ha dejado una huella imborrable en sus vidas. Mientras conversábamos recordaba cómo es que lo conocí, en primera instancia por fotos, hay un recuerdo que yo muy niño me encuentro en la pila bautismal recibiendo ese sacramento, con mis padres y abuelitos, luego lo recuerdo en la infaltable misa de gallo el 24 de diciembre en la Iglesia de El Salto, pues mis abuelitos tenían su casa muy cerca de allí, y siempre debíamos ir, incluso recuerdo un año, que rompió una imagen no santificada de un niño Jesús, cosa que muchos hasta ahora no le perdonan.

Los recuerdos siguen caminando en mi mente y donde existen los más imperecederos, son en la época del colegio, pues este amigo, fue rector cuanto yo estaba en segundo curso hasta que salí de la secundaria, ahí pudimos ser testigos de la gran persona que Dios había puesto en nuestro camino para enseñarnos con ejemplo una gran cantidad de valores y principios que esperamos nos acompañen hasta el fin de nuestros días. Jamás olvidaré como la principal autoridad del Colegio, no tenía inconveniente en recoger la basura que estaba en el piso, o como nos incentivaba para ser siempre los mejores, pero no por un tema de ego u orgullo, sino que siendo sobresalientes podemos servir mejor a los demás.

Mientras pensaba en esto, se acercó el jefe político del cantón, y siendo un exmiguelino, fue a saludar directamente al visitante, y jamás olvidaré su mensaje, las palabras no son las mismas, pero parafraseándolas dijo: “sé honesto como lo más importante y si luego además puedes ayudar hazlo”, y le dio una bendición tan hermosa que solo hace sentir mayor responsabilidad a quien la recibió, tocándole la cabeza le dijo: “que Dios te dé sabiduría para servir y bondad en el corazón”.

Jamás le escuché hablar mal de alguien o desear el mal, ni pensar en una estrategia utilizando la fuerza para lograr un objetivo, siempre ha utilizado solo la bondad, el amor y el servicio, que gran ejemplo de vida nos ha dejado el padre Remo Segalla, que seamos dignos de seguir en sus oraciones y plegarias, ojalá pudiera regresar a nuestra ciudad y seguirnos dando su ejemplo.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?