RETROCEDEMOS

Nelson Sánchez

Foto: Nelson Sánchez, abogado en libre ejercicio.


E
n la ciudad de Latacunga hemos pasado una semana aislados, sin poder cumplir nuestras actividades normales, por una paralización convocada por la Confederación de Nacionalidades Indígenas, la cual ha tenido un gran apoyo desde sus bases, y han perfeccionado su estrategia de terror aplicada con mayor precisión que en octubre de 2019, ingresando a la fuerza a pequeños talleres, comercios e industrias para disponer que paren de producir y no cumplan con sus obligaciones, así como mandar células que infundan miedo por las calles de la ciudad con motos y camiones llenos de personas con palos y armas blancas, para hacer efectiva la técnica del amedrentamiento y tener toda la población metida en sus casas.


Los productos de esta provincia no han podido salir y no se pueden vender a sus clientes, con lo cual no tienen ingresos, lo que dificultará pagar los sueldos, al IESS, al Servicio de Rentas Internas, lo que perjudica a las clases más necesitadas. Como país estamos haciendo todo lo contrario a lo que deberíamos, en lugar de cerrar las carreteras, permitir el paso; en lugar de generar temor, tender puentes de apoyo; en lugar de paralizar deberíamos trabajar; pero lamentablemente no cumplimos con lo que en verdad requerimos, por lo cual esta semana hemos retrocedido lo poco que se ha avanzado luego de la pandemia.


Y lo más lamentable es ver que los 10 puntos solicitados por la CONAIE, son peticiones demagógicas que en la mayoría de casos son inviables, como lo reconoce una parte de la misma dirigencia indígena, otros puntos ya están reconocidos por la constitución por lo cual, su petición carece de sentido y los demás no atacan los problemas de fondo para mejorar la calidad de vida, por el contrario, solo darán cierto respiro durante un tiempo y terminarán siendo pan para hoy y hambre para mañana.


El último gran levantamiento de octubre de 2019, tenía como objetivo derogar un decreto, lo cual se logró y pareció un gran triunfo que en poco tiempo quedó en la nada, y no ha mejorado la calidad de vida, de lo contrario no tendríamos movilizaciones, por lo cual la propuesta es tener un diálogo adecuado donde se hablen de los problemas de fondo, de cómo mejoramos la calidad de vida, de cómo mejoramos los sistemas de producción agrícola para crecer en productividad, de establecer un sistema adecuado de siembra de productos con calidad exigida para ser exportados, de cuál es la visión de provincia a 25 años, mientras no tratemos esos temas, por más paros y levantamientos que hagamos en nada mejorará la calidad de los ciudadanos.

Publicidad

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?