Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

PLAZA ‘CANADÁ’ CONSERVA LA ESCENCIA DE AYER, PERO TIENEN VARIAS NECESIDADES

PLAZA ‘CANADÁ’ CONSERVA LA ESCENCIA DE AYER, PERO TIENEN VARIAS NECESIDADES

Foto: La plaza se encuentra en el barrio San Felipe.

Martes 07 de septiembre del 2021, el gélido viento de la capital cotopaxense, se funde en el rostro de los ‘mashcas’ con los royos solares que, de frente golpean con toda su intensidad en el centro de la tierra.

Son las 09:20, Yolanda Corrales de 66 años, llega desde el barrio Brazales, con un canasto de totora que parece arrebatado de un museo ancestral. Tiene 25 dólares en los bolsillos de su falda de casimir azul, desgastado por el paso del tiempo.

La mujer de la tercera edad, vive junto a su esposo que es mayor que ella. Hacen las compras cada quince días. “Somos solo dos, con poco nos abastecemos”, comenta, mientras busca en su mente, la lista de víveres que deberá adquirir.

Lo primero que busca son las naranjas. Las necesita para contrarrestar el frío y dotarse de una buena cantidad de vitaminas que le hagan prevenir a ella y su compañero de vida, de una gripe estacionaria o del temido Covid -19.

Para Yolanda o ‘Doña Yolita’ como la llaman las ‘caseritas’ de la plaza, ver a todas las personas con mascarilla le resta “condumio” a la vida. Extraña las sonrisas, los gestos, la tertulia al aire libre sin miedos. Es que, salir de compras, antes no era solo un evento de mero abastecimiento; era un encuentro para la risa y el desestres.

‘Doña Yolita’, ve con cierto asombro, la cantidad de policías que circundan el lugar. Caminan de un lado para otro. Esa imagen es la mejor explicación de cómo cambio la vida. Su pueblo, dejó de ser su pueblo, se convirtió en un espacio cualquiera, donde la tranquilidad, de pronto se esfumó y nadie sabe a dónde.

Tras unos minutos de ir de aquí para allá, de echar un ojito a la ropa, juguetes, artículos para el hogar, celulares, y demás cantidad de productos y elementos que se ofertan en ese espacio. ‘Doña Yolita’, se acuerda que su esposo le pidió que compre harina de maíz negro, para adelantarse haciendo la colada morada.

Pero la mujer de los abarrotes le indica que aún no le llega la dotación de harina de maíz negro. Deja la plaza y se dirige hacia uno de los molinos del barrio donde de seguro podrá adquirir el ingrediente.

De acuerdo a Javier Chiluisa, un morador del sector, con los años la plaza ‘Canadá’ cambió mucho. Algunas cosas habrían mejorado como la cantidad de productos, alimentos y demás que ahora se ofrecen. Pero de acuerdo al vecino del sector, lo que más falta hace es contar con apoyo en la limpieza y más control para la seguridad.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?