Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

Personal de salud: El miedo se supera

Personal de salud: El miedo se supera

Los profesionales de la salud aprendieron a convivir con el miedo. Foto: Cortesía

De febrero a marzo, los días pasaban lentos, tácitos, la amenaza de un virus mortal, llegó para amenazar la vida de todos los seres humanos del planeta; pero más, para aquellos que trabajan en el sector salud.

Cecilia Zapata, quien labora como responsable de la estrategia de la Promoción de Salud del Hospital General de Latacunga, no podía evitar sentir temor cuando de atender a los pacientes Covid positivo se trataba, sin embargo, su trabajo debía ser cumplirse.

“Teníamos miedo, pero debíamos cumplir con nuestra labor”, recuerda, mientras habla de sus hijos, quienes al ser estudiantes universitarios no era necesario que salieran de casa, tampoco lo hacia su esposo. Lo que la convertía en el único vínculo familiar con el mundo exterior, por lo tanto, una posible portadora.

Por ello, las normas de bioseguridad se convirtieron en su principal alado, “gracias a Dios hasta ahora no me he contagiado”, dice con una suerte de satisfacción e incertidumbre, pues sabe que no todo está dicho.

La batalla en contra del virus invisible, pero hasta ahora indomable la mantiene “al pie del cañón”, pero al menos, un poco más tranquila.

“Ahora todos están más serenos, se venció el miedo; ya convivimos con esta realidad, aprendimos a cuidarnos”, comentó, Carolina Escobar, psicóloga clínica delegada de Salud Mental.

De acuerdo a la experta, los primeros meses un elevado porcentaje de profesionales de la salud, convivía con ansiedad, el miedo natural a contagiarse. Recibían ayuda personalizada, para responder a las demandas de cada uno.

Comentó que el apoyo familiar era de gran ayuda, para constituir un soporte emocional de los profesionales de la salud, y una carga laboral que incluía varias horas diarias de sacrificada labor.

Sin embargo, no en todos los casos se podía gozar de ese soporte, como Daniel T., médico de uno de los Sub Cetros de Latacunga, a quien sus familiares le solicitaron que se aislé, mientras dure la pandemia.

En la soledad de su departamento, Daniel espera poder convivir nuevamente con su familia, extraña a sus dos hijos pequeños, esposa y madre, a quien ve muy poco, solo en ocasiones especiales.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?