Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

Los rostros detrás de los migrantes

Los rostros detrás de los migrantes

La realidad de los migrantes, es más dura de lo que todos creen. 

Con el pasar de los días, se les hace más utópico encontrar una forma de mantenerse. Por ahora las calles son su único albergue.

Las historias se replican por centenas en la ciudad, pero no todos ignoran ese drama humano, personas empáticas que no pueden evitar ponerse en los zapatos del otro aparecen, con la intención de ayudar. Uno de ellos es Milton Bustillos, quien, desde hace pocas semanas, generó una propuesta para evitar que el drama humano que viven los extranjeros caiga en los más inocentes; los niños.

Milton apadrina a un menor extranjero de ocho años, al que llamaremos ‘Andrés’, a quien le regaló, pinturas de colores, cuadernos, cuentos, “cuando le regalé todo, su mirada se iluminó de alegría, entonces comprendí que es más lindo dar que recibir”, contó.

Con aquella experiencia que lo conmovió al descubrir que, pese a sus ocho años, ‘Andrés’ no sabía leer ni escribir, lo motivó para generar un trabajo articulado con instituciones públicas o privadas, y conseguir auspicios, de modo que los niños de la calle, puedan acceder a espacios para educarse.

“Ahora están en las calles, sin oportunidades, eso los puede llevar a delinquir, luego seremos los ciudadanos quienes suframos las consecuencias, pero con algo de trabajo lo podemos evitar”, comenta, mientras relata, que mantiene conversaciones con directivos de Radio Latacunga, para que esta pueda ser centro de acopio para donaciones.

Además, de una posible alianza con grupos benéficos. Estas acciones que buscan tender una mano a aquellos que, por ahora, la tienden en la calle, para sobrevivir.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?