LA ÉPOCA DONDE NO LLEGAN LAS NOTICIAS

Eduardo Vargas

Foto: Eduardo Vargas, abogado en libre ejercicio

En este segundo día de junio, no podía dejar pasar por alto el Día del Niño, esa época en donde la gran mayoría de tiempo pasamos jugando, estudiando, riendo, siendo felices.

Vienen a mi memoria recuerdos de niño como jugar a la rayuela, bola al aire, a las escondidas, caminar al río con los primos, salidas en bicicleta, domingos de fogatas, noches de chocolate, chapo y un sinfín más de remembranzas, que hasta una lágrima se me cayó.

Esa época en donde no nos llegaban las noticias, porque preferimos ver un dibujo animado (picapiedras) en la hora del almuerzo, esa época en donde hacer deberes escolares era nuestra única obligación y refunfuñamos entre dientes cuando nos interrumpían un importantísimo partido de fútbol entre primos para ayudar a cargar el camión con mercadería para las ferias del miércoles en Pujilí y jueves en Saquisilí.

Esa niñez, es la que aun persigue a diferentes niños, a pesar de que a otros tantos, la suerte le ha sido esquiva por diferentes factores.

Niñez, bendito tesoro.

Hay que darnos cuenta que en el cerebro de todo niño y niña guarda sus diferentes recuerdos de sus primeros años porque siempre va a sentir y conocer qué es lo que sucedió a su alrededor y quienes son las personas que estuvieron en los diferentes acontecimientos de su vida, los niños y niñas lo único que emiten a los demás es AMOR, exactamente esas cuatro letras que en muchos es complicado de plasmar con hechos reales y que tiene que ser emanada por la familia, cualquiera sea su tipo.

Recordemos que si la divina providencia nos ha entregado la dicha de tener un hijo debemos agradecer y a la vez temblar por el depósito que ha confiado y que debemos ser para este niño, la imagen de la divinidad.

A la niñez hay que enseñarle buenos principios antes que buenas maneras, con el fin de que nos deban una clara equidad y no una frívola elegancia, para luego haber realizado un ser humano honrado antes que una persona hábil. El padre de familia debe ser su maestro hasta los diez años, para que, a los veinte años sea su padre y hasta la muerte su amigo.

La hermosa niñez debe tener sus debidos cuidados más no adoctrinamientos, necesita un cariño sincero más no miedos; la época de la niñez es la más importante porque es allí cuando el niño y niña acoge todo lo que los padres pueden expresarle y compartirle, pero, esos pequeños detalles están latentes… pero olvidados.

En la niñez los papitos son los guías de sus hijos en el ámbito del desarrollo de la identidad, el sentido de la autonomía, la capacidad para cuestionarse, el sistema de referencia, la interacción con la sociedad; es un periodo clave en todo el desarrollo humano porque se estructuran y reestructuran las relaciones con uno mismo y con el mundo, es por eso que no hay que preparar el camino para el niño, sino, se debe preparar al niño para el camino.

Hay que comprender que el tiempo siempre existió pero nosotros, los adultos (los grandes) inventamos la prisa, la niñez lo único que nos pide y muchas veces aguarda, es todo el tiempo para jugar, conversar, perderse en la naturaleza, salir en bicicleta a pasear, tomarse un helado o simplemente un fortísimo abrazo y una palabra de aliento como “eres mi orgullo” y así un sinfín de cosas como familia.

Estén seguros que esos niños en su época de adultos los recordarán, porque los papis siempre estuvieron en todo momento, fueron partícipes de sus primeros pasos, su primera manualidad que la hizo para ustedes, papitos, con el alto sacrificio que le significó por su edad, fueron cómplices de alguna falta leve en la época escolar o estuvieron en la entrega de calificaciones independientemente de sus cálculos y que en muchas ocasiones ese acto era la excusa perfecta para poner un alto a las actividades cotidianas y poder compartir entre familia, porque esa es la infancia, ese es el amor y el compartir de familia, el sentirse acompañado, seguro, comprendido, amado.

Acuérdense que trabajo habrá pero la infancia, la bendita infancia, pasará.

Publicidad

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?