HISTORIA SIN FIN

Nelson Sánchez

Foto: Nelson Sánchez, abogado en libre ejercicio

Recuerdo de muy pequeño haber visto una película que se llamaba la Historia Sin Fin, que trataba de un niño amante de la lectura que lograba salvar un mundo fantástico donde el mismo era el héroe, logrando que nunca termine el mundo de fantasía; algunos años más tarde luego en una reunión de la universidad recuerdo con mucha gracia cuando un gran amigo, aconsejaba a otra gran amiga, ya poner fin a una historia amorosa que ahora diríamos relación toxica, pues en un ir y regresar de esa relación, le decía, que esa era su historia sin fin.

Todas esas ideas más bien agradables de una época de niñez y juventud, ahora tienen un símil en sentido negativo, sobre esta pandemia del covid 19, pensé que ya no volvería a escribir sobre este tema, pero como digo parece una historia sin fin, pues cuando creíamos  que la vacunación lograba el efecto deseado, y empezamos a tener un poco de relajación, la Organización Mundial de la Salud (OMS), lanza una alerta sobre una nueva variante que es de preocupación por la diversas mutaciones que tiene sin que tengamos una respuesta o idea de cómo se irá comportando, esta variante está cerquita, hay casos en Perú y Brasil, y conforme ya hemos visto el movimiento del virus, llegará a nuestro país más temprano que tarde, por lo que deberíamos estar atentos y tomar les medidas de cuidado que siguen siendo las mismas que las venimos cumpliendo, uso de mascarilla, distanciamiento, lavado de manos, ventilación de lugares cerrados.

Sin embargo, lo que nos inquieta es que nuevamente tenemos un grupo de personas hospitalizadas a pesar de tener las dos dosis de la vacuna y algunos en estado grave, siendo que los índices para nada son tan altos como en los dos picos que tuvimos en 2020 y 2021, pero igual nos dejan pensando, y lo que en verdad nos pone nerviosos es la actitud de los ciudadanos, que en su necesidad de salir a divertirse nos descontrolamos tanto que nos ponemos en riesgo, lo sucedido en el Av. Shyris de la capital de la República, es un claro ejemplo de lo que no puede suceder, ninguna medida de bioseguridad y peor aún una actitud de desprecio contra las normas, contra la integridad de las demás personas así como de los bienes.

En verdad deseo no volver a escribir sobre tema, y que exista un fin adecuado a esta historia.

Publicidad

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?