Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

GRUPO QUILOTOA DE ALCOHOLICOS ANÓNIMOS ATIENDE 24 DEL DÍA

GRUPO QUILOTOA DE ALCOHOLICOS ANÓNIMOS ATIENDE 24 DEL DÍA

Foto: Esta ubicado en el barrio San Felipe.

Para muchos consumir drogas o alcohol no pasa más allá de ser una diversión, pero para otros, se vuelve una enfermiza forma de vida; una que consume, atrapa, lastima y daña. La única forma de salir del “abismo de las adicciones”, es reconocer que existe un problema.

Para ello existen organizaciones de apoyo, una de ellas es Alcohólicos Anónimos (AA), donde la mejor terapia es la expresión por medio de la palabra, “aquí nos escuchamos, no existen los reproches ni los juzgamientos”, relata Fernando M., quien es conocido dentro del Grupo AA “Quilotoa”, como el Padrino.

Esto debido a que es como un guía que da soporte aquellos que aún no alcanzan a diferenciar si son o no, víctimas de las garras de las adicciones. Fernando, mejor que nadie los comprende, también fue alcohólico, “tocó fondo”, cuando su Madre le dijo que prefería verlo muerto, antes de seguir experimentado el sufrimiento de tener un hijo que se hundía cada vez más.

Fernando durmió en las calles, perdió a sus seres queridos, su trabajo, incluso su propia dignidad. Su historia no es muy distinta a las de sus compañeros. María José recuerda claramente, que a veces pasaba semanas consumiendo licor, sin poder ponerle un freno.

Tuvo una hija que dejó de llamarla “Mamá”. Su niña tuvo que verla muchas ocasiones habiendo perdido el conocimiento por su alcoholismo, “a veces le daba de comer chitos, y era ella quien debía ir a comprarme medicamentos para pasar las resacas”.

Todo cambió cuando María José, por avatares del destino, pasaba por el barrio San Felipe, un letrero grande de fondo blanco y letras azules le llamó la atención Alcohólicos Anónimos (AA), por un momento dudo de ingresar; aún no estaba convencida de tener el problema. Venció sus prejuicios. Fue recibida con una tasa de café caliente; entonces todo cambió.

María José fue escuchada y acompañada en su proceso de rehabilitación; sabe que el alcoholismo es una enfermedad progresiva e incurable. Tiene presente a que, a cada momento, su monstro debe ser vencido por un solo día, “solo por hoy”.

Ese es el lema de AA, “solo por hoy”, debido a la intensidad de la lucha diaria, “el pasado y e futuro ya no existen, solo existe el hoy”.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?