ESCÁNDALO

Nelson Sánchez

Foto: Nelson Sánchez, abogado en libre ejercicio

El jueves 28 de julio, amanecimos con una noticia de escándalo, por la cual el Prefecto de Cotopaxi, había sido detenido para fines investigativos, acusado por la Fiscalía de haber incurrido en el delito de delincuencia organizada, junto con 8 personas más, y donde se habían allanado más de 30 inmuebles. La noticia se viralizó de manera inmediata, las redes sociales estallaban con la información, los medios de comunicación nacionales se apoyaron en sus reporteros locales para cubrir en detalle lo que acontecía.

Pasadas las horas empezamos a conocer los detalles, de que es una investigación que no es de última hora, sino que viene de bastante tiempo atrás, donde existen muchos indicios de una red organizada que cobraba sobornos para adjudicar cargos y obras, donde se habla de muchos millones de dólares que han sido desviados, todo lo cual la Fiscalía deberá comprobarlo ante los jueces competentes. Ya se formularon cargos, seis procesados guardarán prisión preventiva, lo cual establece que hay indicios suficientes de su responsabilidad además de que existe riesgo de fuga, y dos podrán defenderse en libertad entre ellos el Prefecto.

Es lamentable este tipo de casos, pero lo más lamentable es que no es el único, pasó lo mismo con la Prefecta de Pichincha y Alcalde de Quito, que cumplían sus funciones con grillete, lo dijimos en esa ocasión y hoy también, no cabe que mientras duren las investigaciones estas personas estén en sus cargos, pues existe una duda razonable sobre su integridad, y mientras esta no sea disipada, si tuvieran un mínimo de conciencia, deberían hacerse a un lado de su función pública, pero no utilizando estratagemas, como ser candidatos a otra función para evitar que el proceso continúe, eso solo acrecienta la mala imagen, pues genera más dudas de que se utiliza el poder para evitar responder por sus actos.

En caso de que el actual procesado sea candidato a Alcalde de Latacunga por el partido político Pachacutik, este último quedará en entredicho, pues estaría poniendo los intereses particulares por sobre los del partido y de la sociedad, al no presentar candidatos íntegros; y peor aún, enviaría un mensaje de apoyo a quienes están acusados de corrupción, lo cual deslegitimaría sus objetivos y propuesta.

Esperamos que prime la verdad, el hecho de que una fiscal de Pichincha este a cargo de las investigaciones ratifica lo expresado por el asambleísta Dalton Bacigalupo, que no se tiene confianza en la Fiscalía de Cotopaxi, por eso presentó una denuncia del concejal Alfonso Shingón (también de Pachacutik), en Quito. Que se haga justicia y si existen responsabilidades que vayan a la cárcel, para que entiendan los aspirantes a políticos que a los cargos de función pública se ingresa a servir, no ha servirse. (O)      

Publicidad

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?