Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

Depresión: conozca cuando buscar ayuda

Depresión: conozca cuando buscar ayuda

Foto: Los episodios de depresión pueden aparecer en cualquier época de la vida.

Sentirse triste no implica tener una depresión. Pero si una persona siente tristeza que deja de ser transitoria, desesperanza, anhedonia (pérdida de la capacidad de sentir placer) ante cosas que antes le motivaban, ansiedad, trastornos del sueño y hay un antes y un después en la forma de ser de la persona, ha llegado el momento de pedir cita en la consulta del médico de familia.

“Los criterios diagnósticos dicen que los síntomas deben estar presentes al menos durante 15 días. Hay que acudir cuando se vea afectada la capacidad vital y el rendimiento habitual”, aseguró Josué Herrera, psicólogo clínico.

Estos síntomas muchas veces tienden a ser ocultados por temor a ser juzgado o tachado de débil. Por eso es tan importante la psicoeducación de la sociedad, para que ante unos síntomas que no desaparecen y que alteran la vida social, laboral, académica y familiar de una persona, o bien el afectado o bien su entorno le anime a buscar ayuda profesional. “Hay que estar atento y darse cuenta de esa sintomatología, ya que esto puede hacer que se adelante el diagnóstico y el tratamiento de estas personas”, aseguró Herrera.

Y es que atender a tiempo un trastorno depresivo ayuda a que la recuperación se produzca antes y a que no haya recaídas. “Cuanto más tarde se tarde en establecer el tratamiento existe una mayor afectación del hipocampo”, y esta alteración en esa estructura cerebral condiciona la falta de respuesta al tratamiento.

Cuando aparece por primera vez un episodio depresivo este se asocia con “episodios estresantes. Pero en los sucesivos, si hay depresiones con episodios recurrentes, ya no están tan presentes esos factores estresantes”, comentó el especialista.

Trabajo en equipo

Una de las ventajas de acudir al médico de familia es que habitualmente éste conoce a las personas que acuden a su consulta y puede valorar si se ha producido una afectación en el funcionamiento del paciente.

En el abordaje del paciente con depresión juegan también un papel fundamental los profesionales de enfermería, que se encargan de acompañar al paciente y ayudarle a recuperar su vida.

Apoyo familiar

La familia es una de las piedras angulares del tratamiento del paciente con depresión. Por eso es tan importante la psicoeducación realizada por un equipo multidisciplinar -médicos de familia, psiquiatras y enfermería-, que ayudará a los familiares a entender qué le pasa a la persona con un trastorno depresivo, y les permitirá contar con herramientas para ayudarle de la mejor forma posible.

“Es muy importante la educación familiar y creo que se debe considerar como parte del tratamiento”, explicó Herrera. Pero para contar con la ayuda de la familia es imprescindible explicarles qué ocurre y que, aunque no haya síntomas físicos que reflejen el sufrimiento de la persona con depresión, éste está ahí.

“Todas las enfermedades mentales hacen reaccionar a la gente que te rodea de una forma emocional. Esas reacciones en ocasiones son buenas y van dirigidas a ayudar a la persona enferma y otras no. Cuando hablamos de la necesidad de que la familia esté presente nos referimos a que debe ser una familia con información y que el apoyo que presten sea beneficioso”, concluyó Herrera.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?