Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

Cotopaxenses meditan el voto en medio del silencio electoral

Cotopaxenses meditan el voto en medio del silencio electoral

Foto: Muchos aun no deciden por quién votar.  

A las 00:00 del viernes 5 de febrero de 2021, tras una inusual jornada electoral, se acallaron los parlantes que recorrían las ciudades, promocionado a los ‘mesías’ hombres y mujeres en busca de ocupar una dignidad de elección popular con onerosos sueldos, por cuatro años.

Las pancartas, gigantografias, y paredes siguen plasmadas con las caras de los candidatos, algunos con los mismos colores, la mayoría han ‘bailado’ de tono en tono, buscando el mejor swing en las organizaciones políticas.

“Esta campaña estuvo un poco callada, por lo de la emergencia sanitaria, eso fue bueno, pero durante el cierre sí hubo más de un grupo de simpatizantes y políticos que metieron bastante escándalo”,  fue la queja de Inés Torres, de 52 años.

Para la mujer el silencio electoral debe tener más días de anticipación, debido a que cada vez las elecciones se vuelven más complejas.

De acuerdo a la socióloga Mary Guijarro, el sentimiento de incertidumbre que suelen tener los electores previo a las votaciones, es absolutamente normal, sin embargo, a este año se sumó la cantidad de candidatos, especialmente a la presidencia.

La Socióloga criticó que en un país donde existen a penas, 17 millones de habitantes, haya 16 candidatos presidenciales. Recordó que en países desarrollados como Estados Unidos, que tiene más de 300 millones de habitantes, se elige únicamente entre dos postulantes, con ello incluso, el Estado reduce sus gastos. “Este año el gasto electoral superó los 40 millones de dólares”, criticó la experta.

Pensar en esa cantidad de dinero que gastó el Estado ecuatoriano en estas elecciones, es una de las limitaciones de Daniel Franco, un pujilense de 28 años que tomó una decisión radical para este domingo 07 de febrero que se realizan las elecciones nacionales, “voy a votar nulo, creo que ninguna de las opciones son buenas, no hay planes de trabajo coherentes”, aseguró el ingeniero en Sistemas que la mañana del viernes se sentía dichoso de ya no tener que escuchar el “perifoneo”, especialmente de los candidatos a la Asamblea Nacional.

De lado inverso de la moneda esta Julián Casanga de 32 años, quien considera que votar nulo es un acto de “suprema irresponsabilidad”, desde la óptica del abogado, meditar el voto, buscar opciones por medio del análisis de las propuestas de los candidatos para “escoger el menos malo” es la mejor opción.

Con opiniones diferentes, pero en medio de una misma realidad los cotopaxenses se mueven, unos en la incertidumbre otros en la indecisión, pero todos con el firme deseo de que el Gobierno que viene, sea mejor que, el que se va.  

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?