CONOZCA A WILLIAM SAMANIEGO EL HOMBRE DETRÁS DEL ALCALDE

CONOZCA A WILLIAM SAMANIEGO EL HOMBRE DETRÁS DEL ALCALDE

Sus ocupaciones son múltiples, sus pendientes son miles.

Su celular timbra en promedio cada tres minutos. Todos, son asuntos de la Alcaldía de Latacunga que deben atenderse de inmediato, por quien es considerado la mano derecha de Byron Cárdenas, el riobambeño William Samaniego, siempre impecable, siempre ocupado, pero siempre con un gesto de amabilidad para quien necesita de él.

Tiene 57 años, es riobambeño; 20 años de su vida fueron dedicados a Quito y a su entonces alcalde Paco Moncayo. Aprendió asuntos administrativos, manejo de agenda, relaciones públicas y demás menesteres que demanda saber un asesor.

Llegó a Latacunga hace casi cuatro años, para convertirse en la mano derecha de Cárdenas. Lo acompaña absolutamente todos los eventos, no descuida un solo detalle de su administración, se mantiene cerca las 24/7, “excepto a dormir”, dice a modo de broma, un hombre que se toma todo con tranquilidad y humildad. Sabe que, ser un servidor público es pasajero, que hoy está, pero mañana posiblemente no.

Su fiel compañera es una carpeta azul, con múltiples papeles que solo él sabe que para qué sirven y a qué asuntos obedecen. Un cuaderno tipo agenda es su “chismoso” ahí anota todo y para que no se le olvide también lo hace en los puños de su camisa. Cuenta tras micrófonos que su obsesión por no perder los detalles lo orilló anotar cosas, hasta en su pijama.

Por suerte nadie mira. Vive solo, su familia está en Quito. Su demandante horario permite verlos poco, pero lo suficiente para no perder el calor de hogar.

Latacunga le resulta linda, especialmente su gastronomía. No le gusta el intenso frío, pero lo dice de modo afable, sin que se note que está hablando de algo que le resulta poco agradable. Su principal carta es la diplomacia, la aprendió desde siempre y la convirtió en su forma de vida.

Cuenta que no encontró mayor diferencia entre el manejo de una administración en la capital y la de provincia. Excepto el carácter de su anterior y rígido jefe, Paco Moncayo, al entusiasta y bromista Byron Cárdenas. Se acopló a ambos. Dice que Byron jamás se enoja, se mantiene equilibrado, nunca lo ha visto fuera de sus cabales.

William Samaniego, ‘Williamcito’ como lo conocen de cariño en el Municipio de Latacunga, no sabe si volverá a Quito o a su natal Riobamba cuando concluya la administración, solo sabe que le gusta su trabajo y estará donde lo requieran.

Publicidad

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?