CONGELADOS

Nelson Sánchez

Foto: Nelson Sánchez, abogado en libre ejercicio

El valor de combustibles en nuestro país, es un tema tabú, que casi no se puede tocar por las reacciones que ha provocado de parte de los diversos sectores sociales, siempre que hemos tenido un incremento de precio de los carburantes las protestas no se han hecho esperar, siendo más o menos violentas, como las que sucedieron en el mes de octubre de 2019, en donde llegamos a los absurdos de incendiar edificios públicos, tomar como rehenes a policías y periodistas, fundamentados en un falso criterio de resistencia, que llevó a más perdidas económicas que las propias medidas económicas, siendo que un acuerdo de dejar sin efecto el decreto y revisarlo posteriormente quedó en el limbo.

Pasado el tiempo esas protestas y llegado el tiempo de la pandemia, el gobierno estableció una nueva forma de cálculo de precios de la gasolina extra y el diésel, el cual se fijó mediante un sistema de bandas que dependía del precio internacional del petróleo, por lo cual, mientras el  precio de este último estaba bajo, no había mayor problema, sin embargo el mismo empezó a subir,  la gasolina y el diésel también, con lo cual el 11 de cada mes teníamos un nuevo precio de esos combustibles, las protestas no eran tan fuertes, pues se estaba más pendiente del tema de la salud y tratar de lograr llevar un sustento a la mesa; sin embargo ya se empezaron a sentir los estragos de los nuevos valores, que siguen muy por debajo de los precios internacionales, pero ya dio una justificación a los oportunistas de siempre para convocar a manifestaciones que dicen pacíficas, pero sabemos cómo terminarán.

En ese contexto, desde el gobierno se ha invitado a reuniones para buscar acuerdos en mesas de negociaciones, a la cual se ha puesto como condición, el congelamiento de valores, viendo que se puede salir de las manos las protestas, por los antecedentes violentos de quienes las convocan, el Presidente ha congelado los valores, pero incrementando el diésel y la gasolina, con lo cual, logró el objetivo, pues de entrada los actores no sabían cómo reaccionar y existieron posturas contradictorias al interior del grupo indígena, por un lado Pachacutik y por otro la Conaie, las protestas se vienen, y veremos si los ciudadanos queremos otro octubre negro o aceptamos las medidas necesarias para poner en orden las cuentas públicas.

Publicidad

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?