Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

Artesanías y canastos de carrizo cada vez se venden menos

Artesanías y canastos de carrizo cada vez se venden menos

Foto. Puesto de ventas en el Niagara. Gráfica de archivo.

Desde las 06:00 Jorge Pallo Bravo llega al sector de Niagara (Sur de Latacunga) con sus trabajos elaborados en carrizo, lo acompaña también el deseo de poder vender como antes, sin embargo, cada año las ventas son más bajas.

De acuerdo al comerciante que dedicó más de 25 de sus 50 años a la elaboración y comercialización de canastos, al inaugirarse el paso lateral las ventas disminuyeron un 80%, pero uno de los factores más predominantes es el paulatino reemplazo de los canastos por fundas de plástico.

Pallo contó que hace unos cinco o seis años, se vendía hasta 8 piezas como cunas, canastos, y demás. En la actualidad lo máximo que se llega a vender son cuatro pizas, hay días que no se vende nada. La mayoría de productores y comerciantes del Niagara trabajan a perdida, a muchos ya no les entusiasma la idea de seguir en el negocio por la situación.

En otros de los puestos, Blanca Laica, trabaja en la elaboración de un pequeño canasto para acomodar ropa de bebé, este arte lo aprendió de sus padres. Hace casi 40 años que lleva dedicándose a esta actividad, actualmente tiene 77 años y las fuerzas de sus manos van extinguiéndose conjuntamente con el deseo de la gente por adquirir estos productos que a diferencia de las fundas de plástico son amigables con el ambiente.

“Un canasto de carrizo puede durar hasta 10 años sin sufrir ningún daño, las bolsas de plástico se desechan en un solo uso y causan daños al ambiente”, aseguró la artesana.

Su conocimiento es real, estudios internacionales calculan que, al año se producen unos 100 millones de toneladas de plásticos y gran parte de ellos acaban en los mares y los océanos formando el 80% de la basura marina.

A la par, el plástico tarda cientos de años en descomponerse en el medio ambiente, hasta 1.000 años según el tipo de plástico. Utilizar masivamente un material tan duradero para objetos desechables es un error de consecuencias catastróficas a nivel global.

¿Por qué se dejaron de usar canastos?

Según la socióloga Mary Guijarro, la sustitución del uso de canastos por el plástico obedece al cambio en los estilos de vida en las que impera el clasismo.

Explicó que, con la llegada de las grandes cadenas de súper mercados, la tradición de ir a la plaza con canasto en mano se extinguió para dar paso a las compras en los mercados, “la gente está convencida que si compra en un supermercado le dará mayor estatus social; se vuelve impensable llevar un canasto”.

Guijarro considera que los daños directos y colaterales que está causando la sobreproducción de plástico en el mundo debe ser la tónica para dar paso a una alternativa que frene el daño ambiental.

“Sería interesante que las grandes cadenas de supermercados adquieran otras alternativas amigables con el ambiente, los canastos elaborados en carrizo, en tamaños y formas manejables podrían ser una buena alternativa”, concluyó.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?