Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Su anuncio aquí, espacio disponible
Previous
Next

ACTIVOS LOS SERVICIOS MÉDICOS DE LA CASA CAMPESINA A PRECIOS MÓDICOS

ACTIVOS LOS SERVICIOS MÉDICOS DE LA CASA CAMPESINA A PRECIOS MÓDICOS

Foto: Personal de la Casa Campesina.

Ubicada en las calles Dos de Mayo y Félix Valencia en el centro de Latacunga,  La Fundación ‘Casa Campesina de Latacunga, Juan Pablo II’, nació en los años 80 cuando el marianista Remo Segalla llegó a prestar sus servicios en la iglesia de El Salto

 Detectó que una de las falencias en su jurisdicción eclesiástica era la ausencia de una casa albergue para recibir, en la noche, a los campesinos e indígenas que bajaban a la feria de El Salto y no alcanzaban el mismo día regresar a su pueblo.

Con el apoyo y el aval de Monseñor José Mario Ruiz Navas, Obispo de Latacunga en aquel tiempo, y de los feligreses de la Parroquia surge la obra que fue inaugurada el 28 de agosto de 1988.

Asumió el nombre de «Casa Campesina Juan Pablo II» en memoria de la visita que el Papa Juan Pablo II había realizado en Ecuador en el año de 1985. Con los indígenas y demás nacionalidades del Ecuador se había reunido en la ciudad de Latacunga en la explanada del estadio La Cocha.

Desde entonces la Casa Campesina siguió creciendo y ofrece servicios como: Dispensario Médico «María Contini»; dispensario Dental «Gruppo Missionario Riva del Garda»; Laboratorio de Análisis Bioquímico Clínico «Simone Longoni»; Dispensario de Ecografía y Farmacia.

El Hospedaje debió cerrarse debido a la pandemia, así como el dispensario de Oftalmología, debido a la falta de recursos.  

De acuerdo a Roberto Bordignon, sub director de la Fundación, dio a conocer que antes de la pandemia recibían anualmente unas 12 mil personas, entre hospendantes y pacientes, pero en la actualidad fueron menos de 7 mil.

La situación económica de la Casa Campesina, es complicada, pero tienen la expectativa de ir normalizando la llegada de pacientes, “los costos son módicos para la atención”, dijo Bordignon.

Víctor López, extrabajador de la Casa Campesina, manifestó su deseo que las futuras generaciones se empoderen de este espacio que es de todos, “estuvimos a punto de cerrar, no tenemos ningún apoyo estatal”, lamentó y pidió a todos hacer un esfuerzo por mantener activo este espacio de ayuda social.

Aliados estratégicos

Noticias Relacionadas

Abrir chat
1
Necesitas ayuda?
Contáctate con nosotros
Hola, en qué podemos ayudarte?